¿Cómo es Dios (Isvara)?

Pedro: Hola Shams, tengo otras consultas (aparte del correo anterior). Necesito tener más claridad respecto de Isvara. Si es el poder creador de los jivas (individuos) y todo cuanto percibo como tal, ¿es posible definirlo como un atributo de la conciencia no dual?

Shams: No, en principio no. Una de la definiciones estrictas de la Conciencia no dual es que no tiene atributos. A veces James usa los términos Isvara 1 e Isvara 2 para referirse a las dos perspectivas que generalmente se da a la palabra “Isvara”. Creo que esto nos puede servir para la siguiente explicación. Isvara 1 lo usamos para referirnos al Ser, el Sí Mismo, la Conciencia sin atributos (Brahman). Es por definición ilimitada y libre de todo objeto. Todo atributo es un objeto e implica una limitación. Por lo tanto, la Conciencia no tiene atributos en absoluto. Se la llama “nirguna Brahman”, Conciencia sin cualidades o atributos.

Isvara 2 es la Conciencia sin límite con el agregado de la asociación con la materia originadora, que es Maya. En cuanto Maya aparece en la Conciencia, entonces los cuerpos causal, sutil y denso son creados. Isvara 2 es la Conciencia más la Creación. Se lo llama “saguna Brahman”, Conciencia con cualidades o atributos. Pero esta posesión de atributos no es ilusoria. En general, en todas mis explicaciones, a menos que indique lo contrario, me refiero a Isvara 2 simplemente como Isvara. Al hablar de Isvara como el Ser más los atributos, lo entendemos como un objeto. Los atributos son un objeto (toda Creación) que aparece y desaparece ante ti, que eres la Conciencia, que eres el Sujeto. Los atributos no son reales. No son más que nombre y forma en la Conciencia. Decimos que Maya es “un poder” que pertenece al Ser, pero esto no significa que sea un poder real. Maya es un “como si”. Es lo que hace que parezca que hay un objeto frente a ti, cuando todas las pruebas solo nos llevan a descubrir que lo único que hay es el sujeto, el Ser.

Pedro: ¿Se puede entender a Isvara como un principio no manifestado que crea todo como parte de la conciencia no dual?

Shams: Sí se puede entender como un principio no manifestado, pero no se puede hablar de “una parte” de la Conciencia dual, pues esta no tiene partes. Y en realidad, desde la perspectiva de la Conciencia no dual, no hay creación. Recapitulando, Isvara es el Ser en asociación (aparente) con su poder llamado Maya. A partir de Maya (la creencia de no dualidad) surge la Creación (como apariencia). La Creación son tres cuerpos: cuerpo causal, cuerpo sutil y cuerpo denso. Lo no manifestado, la semilla arquetípica de toda la creación, es el Cuerpo Causal. Isvara es eso, pero también es más que eso, porque, al mismo tiempo que conforma los tres cuerpos, también es más allá de ellos. Resulta importante aquí que nos demos cuenta de que la Conciencia no está creando nada, porque es libre de todo objeto y de toda acción. Por convención, a esto no lo llamamos Isvara (Isvara 2), sino que llamamos Isvara a la asociación ilusoria con Maya, que es lo que brinda los atributos. Gracias al poder ilusorio llamado Maya aparece la Creación. Es como si constantemente se estuviera haciendo y deshaciendo el mundo frente a ti. Esta es la magia de la ignorancia, que es Maya. Así que, en efecto, Isvara es el principio no manifestado en el cuerpo causal, pero también es el único actor que lleva a cabo todas las acciones en los cuerpos sutil y denso. Decimos, por eso, que el verdadero y único hacedor es Isvara.

Por otro lado, lo que da vida a todo esto, iluminándolo, eres tú: la Conciencia libre de los objetos. ¿Cuál es el papel de la pequeña persona en todo esto? Uno muy humilde, para su fortuna. En realidad, solo hay una persona en todo el universo, Isvara, la persona original. Y la unión del individuo con Isvara es total desde siempre. Por gracia de la dualidad, que genera la idea de multiplicidad, Isvara parece estar dividida en un sinnúmero de mentes, que se ven como seres separados, cuando solo se trata de una gran mente administrando el karma y los gunas bajo la creencia del espacio y el tiempo. Cuando la ignorancia es removida de la pequeña mente del individuo, también la gran mente de Isvara es vista como un objeto, y la identidad de la Conciencia se vuelve clara. Para la persona esto es un alivio porque la creencia de ser el hacedor de acciones era insoportable. Por lo demás, la persona sigue con su vida lo más normal, y con mayor facilidad en línea con el Dharma. Esto es a lo que se refiere el dicho zen: “Antes de la iluminación, corto la leña, voy por agua al pozo. Después de la iluminación, corto la leña, voy por agua al pozo”.

Pedro: ¿Cómo se relaciona Isvara con el campo del dharma?

Shams: Son uno mismo. Llamamos campo del Dharma al fenómeno completo de la vida con todas sus leyes, desde lo más denso hasta lo más sutil. Así que el campo del Dharma depende por completo de Isvara y el campo del Dharma es Isvara. Isvara es la sustancia (el campo) y la inteligencia que la ordena (el Dharma). James usa mucho la metáfora de una araña que teje su tela, como una buena ilustración de Isvara, que es la inteligencia y la sustancia. La telaraña está conformada del mismo material de la araña, pero la araña no está limitada por la tela.

Pedro: Por otro lado, he estado leyendo los correos publicados por ti en distintas temáticas en tu página Fin del sueño y me ha llamado la atención cómo algunos se refieren así mismos en tercera persona. ¿Esto es útil? Entiendo que no soy el jiva, sin embargo, esta práctica ayuda o aporta al proceso de identificación con mi verdadera naturaleza?

Shams: En la mayoría de las preguntas donde la persona se refiere a sí misma en tercera persona, lo hace para dejar claro que está hablando del jiva como un objeto. En este sentido, es útil para la expresión. En otros casos, hay personas que piensan que, para identificarse con el Sí Mismo, tienen que hablar en tercera persona de ellos como persona, lo cual es, desde luego, un error que no solo resulta inútil sino que se convierte en un obstáculo. En resumen, me parece que la utilidad es solo comunicativa. Es decir, hablar de Shams o de Pedro en tercera persona nos puede servir para exponer algún tema con mayor claridad, haciendo énfasis en que estoy mirando a la persona como objeto. ¿Es útil para la práctica? Es útil mirar a la persona como un objeto, pero esto incluye dejar de identificarnos con el lenguaje y adaptarnos a la forma de hablar de nuestro medio. Hay famosos gurus a quienes les gustaba hablar de sí mismos en tercera persona a la menor oportunidad. Creo que esa es una buena pista para identificar que aún hay un trabajo de actualización pendiente o, en el peor de los casos, un ego inflado. Me llega a la memoria el famoso Jiddu Krishnamurti, quien tenía mucho sattva, inteligencia y las mejores intenciones, pero no total claridad sobre su verdadera identidad.

(Visited 100 times, 1 visits today)