¿Hay reencarnación?

César: Bueno, primero que nada te comento que ya he leido suficiente y demas cosas, y creo ahora entender todo esto, sin embargo cuando quiero saber sobre el tema de la reencarnacion, hay completo silencio. Se dice que no hay reencarnacion porque no hay un individuo que reencarne. Es verdad, sin embargo otros como Ramana aceptaban la reencarnacion ya que no es el individuo el que reencarna sino el Ser, pero suceder sucede igual.

Shams: Sí. desde el punto de vista del Ser, el individuo no podría reencarnar, porque todo es el Ser. Por otro lado, la idea de que el Ser reencarna no es adecuada, porque implica que el Ser ejecuta una acción. Según Vedanta, eso es imposible, porque el Ser es libre de acción. El individuo, el alma individual, es solo una noción y, cuando tomamos como real esa noción, todos los problemas se hacen reales. Pero, de todas formas, Vedanta puede hablar desde el punto de referencia del individuo, así que, desde ahí, podemos decir que, de hecho, la reencarnación es “real”.

César: Luego, yo pregunto a donde va mi percepcion al morir, y me dicen que no va a ningun lado, que no soy el individuo y por lo tanto no va a ningun lado. A que me refiero con mi percepcion? bueno lo explico a continuacion: Somos el Ser, lo absoluto, pero hay que entender que como estamos en ilusion, estamos separados y tenemos diferentes percepciones.

Shams: No “somos” el Ser. ¿A qué me refiero con esto? A que no somos muchos siendo el Ser. Solo hay uno que es el que es: tú. Esa noción de que hay muchos no es más que una idea. Sí, todos los seres son en ti, pero en realidad solo hay un Ser, y la separación y los otros seres son solo una creencia.

No estamos en ilusión. Solo hay el Ser, y el Ser está más allá de la ilusión. Sin embargo, aparentemente existe la ilusión de dualidad. Esa ilusión es la que hace creer también que somos varios. Por eso, lo repito: no estamos en la ilusión, sino que, a causa de la ilusión aparente, a ti (el Ser) te parece que eres uno entre muchos y que estás atrapado en la ilusión.

Por último, podemos suponer que hay distintos experimentadores teniendo diferentes experiencias (en apariencia), pero la percepción es solo una. Avidya (ignorancia) es lo que te hace creer que hay varios seres que están separados.

César: Digamos que el Ser es la gran pantalla donde sucede Maya, pero una vez que sucede Maya todo se divide en diferentes pantallas. Mi pantalla ahora mismo muestra una pelicula donde hay un individuo escribiendo este correo. Pero tu experiencia es diferente a la mia, la pantalla que tienes tu esta mostrando otra situacion diferente.

Shams: ¿Y tú cómo experimentas mi experiencia? Solo es una imagen en tu mente, una suposición en ti. No puedes estar seguro de eso. Todo serán solo suposiciones, conjeturas. Incluso lo que acabas de vivir hace cinco minutos, ¿dónde está? Solo en tu recuerdo, y el recuerdo es pensamiento que surge ahora en tu mente, y pronto también se va. Solo hay lo que hay ahora. Todo lo demás es suposición. Y lo que podría parecer que es ahora (un montón de objetos densos y sutiles) también es inasible. Por ejemplo, la experiencia de las letras mientras lees este correo. En realidad, solo se percibe un conjunto de colores. Después, la mente brinda un sentido. Esos colores y ese sentido, ¿están apartados de tu mente? ¿Puedes percibir una brecha entre tu mente y lo que hay en ella? Revísalo. Y después sigue con la mente. ¿Dónde está tu mente? En ti, la conciencia. ¿Puedes percibir una separación entre tu mente y la conciencia? ¿Hay una separación en absoluto? Todo lo observado se puede ir, pero tú, la conciencia, eres eterno. Esa es la supuesta pantalla blanca donde se proyectan (en apariencia) todo tipo de situaciones. Sin embargo, es solo una pantalla. No son miles. Revísalo. No tienes ninguna prueba real de que sea de otra manera y no la hay. Solo es una pantalla blanca y de eso sí hay prueba. La creencia de que son más es eso, una creencia.

César: Entonces, hay que aceptar que esta individualidad sucede mientras estamos en Maya, y es ahi donde surge la reencarnacion.

Shams: Incluso en Maya es fácil darnos cuenta de que la individualidad es solo una idea. No es un hecho real y duradero. Es solo un concepto. Así que podemos seguir pensando en una reencarnación, pero hay que olvidar la creencia de que la “pantalla blanca” es lo que reencarna. No hay muchas pantallas. Todas las películas se proyectan (aparentemente) sobre una sola pantalla. Se puede decir que la totalidad de las películas es Dios, el Creador. La creencia de que eres una sola película separada es el individuo.

César: Ahora, si pregunto ¿que siguiente pelicula se mostrara en la pantalla que muestra esta pelicula ahora mismo? por que esta mal preguntarlo?

Shams: Tu pregunta es válida. Vedanta toca el tema, y se puede decir lo siguiente: las “malas” acciones, resultarán en una reencarnación con condiciones negativas; las “buenas” acciones, resultarán en una reencarnación con condiciones de vida positivas, y las acciones que son “regulares” implican una reencarnación igual que la anterior, ni mejor ni peor. Lo que reencarna es la acción (karma).

César: Yo se que la nueva pelicula no tiene nada que ver con la anterior y tampoco me interesa eso, pero si me interesa saber el tipo de pelicula que surgirá en el cual se identificará nuevamente el Ser. Y lo quiero saber para comprender como es este proceso de renacimientos. Por ejemplo, quiero saber que si alguien esta mostrando una pelicula donde alguien es feliz, significa que es porque ya miro varias peliculas de sufrimiento anteriormente.

Shams: Todo depende de la actitud con que se haya vivido ese sufrimiento, no del sufrimiento o del gozo en sí. Punya son buenas acciones y papa son malas acciones. Lo que define si las acciones son buenas o malas es la actitud con que las llevas a cabo. Así, Punya trae como resultado en la siguiente vida un karma agradable. Papa, por el contrario, se manifestará como un karma negativo, y las condiciones en la siguiente vida tenderán a ser oscuras y dolorosas. El karma (bueno y malo) no dejará de producirse siempre y cuando siga existiendo la creencia de ser un autor de acciones y un disfrutador de resultados.

César: Como si las peliculas (vidas) irian de sufrimiento  a felicidad, de ignorancia a conocimiento. O no se.

Shams: Se supone que todas las almas, eventualmente, desarrollan tendencias positivas y van hacia el conocimiento. Pero, para las que están en las zonas más oscuras, el camino que aguarda es largo. Gracias a Vedanta sabemos que todo esto es una ilusión, pero para las almas que están (aparentemente) sumergidas en su propio drama, lo vivido parece muy real.

César: Isabella me decia que esa separacion que hacia es mi Ego queriendo saber que le sucederá, que no hay tal separacion como pantallas separadas. Pero si es tan obvia que ahora, incluso siendo el Ser los 2, estamos experimentando cosas diferentes, distintas peliculas.

Shams: Pues, no. Lo único obvio soy yo, el Ser. Yo no veo a César y a Shams. Yo solo me veo a mí, yo soy lo único claro, lo único indudable. Lo demás son ideas. La diferencia es que tú le das algún valor a esas ideas. ¿Por qué le das valor a esas ideas? Por causa de avidya (ignorancia). Por cierto, Vedanta no es una religión ni una filosofía ni una ideología. Decimos que es un medio de conocimiento (como los ojos para ver o los oídos para escuchar) cuya única función es conocerte a ti mismo, eliminando la ignorancia de ti mismo. Te invito a revisar la motivación de pregunta. ¿Es deseo de sentirse tranquilo sobre lo que será de ti? ¿Es temor de que nada tenga sentido? Cualquier motivación, en fin, es el ego, y no hay problema, pero resulta liberador notarlo.

César: El proceso de mi muerte: Cierro ojos, muere el cuerpo, y luego? ... la respuesta que hacen siempre es "tu no eras eso, eras el Ser que nunca nace ni muere". Pero hay reencarnacion, identificados con la pelicula que se mostró o no, sino nada tiene sentido.

Shams: Yo creo que no hay nada malo en imaginar que será como irse a dormir y como despertar después en otra situación. Es lo que haces en cada instante. Ahora será ya sin los recuerdos de lo vivido, pero disfrutando o sufriendo los efectos de las acciones pasadas. Creo que es válido decirlo así, por el momento. Incluso James Swartz a veces nos ha hablado de algunos vislumbres sobre sus vidas pasadas. La diferencia, en su caso, es que él solo lo hace anecdóticamente y sabe que está hablando sobre el karma. ¿Por qué? Porque la personalidad no reencarna. Las emociones que sentíamos, los apegos, las relaciones, las opiniones y ninguno de nuestros recuerdos reencarna. Solo es karma que busca un nuevo reacomodo, hasta cumplir con su finalidad, que es agotarse. Y ni siquiera es que los karmas de las distintas almas estén separados. Todos los karmas forman el cuerpo de Dios. Por eso, en ese aspecto, puedes estar tranquilo. Porque Vedanta, al hablar del mundo, te hace entender con claridad que este es benéfico, que no tienes nada que temer, que todo se trata del amor. Quizá te resulte penoso el hecho de pensar que la persona que identificas como César es totalmente pasajera y que está limitada por un principio y un final. Por eso te recomiendo mirar reflexivamente y amorosamente a esa persona. ¿Cómo describirías al César de hoy? ¿Cómo describirías al César de hace diez años? ¿Y el de dentro de 10 años más? ¿Cambió mucho o poco? ¿Hay un César original, un César que puedas identificar con algo que no sean solo pensamientos, emociones, agrados y desagrados? Y si puedes percibir a César, ¿realmente podrías ser algo que estás percibiendo? ¿Y si la verdad fuera que César es lo observado y tú eres el observador eterno? ¿Sería tan malo? Quizá solo reconocerías la verdadera relación del Ser con César, y también aceptarías que ese concepto siempre cambiante que es César es perfecto tal y como es. Cuando dices que nada tiene sentido si no se cumplen tus condiciones, estás introduciendo un gran contenido de imaginación y suposiciones personales. Todo tiene sentido pero el sentido está más allá de la persona. Lo curioso es que también son excelentes noticias para la persona.

César: Tal vez no me entiendas aun de una, pero contestame lo que puedas y vamos afinando ideas.

Shams: Me da la impresión de que tienes una idea preconcebida y deseas que esta se confirme, sin importar mucho lo que Vedanta tenga que decir. Por un lado, tienes razón en que se trata de intentar entenderte para colaborar en la eliminación de una porción de ignorancia con respecto al Ser. Pero, por otro lado, la comunicación solo puede ser exitosa si tú haces el mismo esfuerzo de entender y de abrirte a lo que pueda suceder. ¿Qué motivación te está guiando? Como has dicho bien, en Vedanta nos importa muy poco la reencarnación en sí misma, porque en realidad solo hay una cosa que importa, y todos los demás temas son asuntos adyacentes que traemos a colación solo cuando son útiles para lo que nos importa. Cuando la motivación es solo la liberación, la mente está dispuesta a poner a prueba sus creencias. A final de cuentas, es con lo único que se trabaja, con creencias. Vedanta sustituye las creencias por certeza total e imposible de dudar. Eso elimina el sufrimiento para siempre. La historia de la reencarnación, sin embargo, tiene su propio argumento y también podemos exponerla con gusto, pero sin olvidar que es solo una historia.