Las importancia de la comprensión

Gaspar: He revisado los cursos de shiningworld.com y de findelsueño. De alguna manera, tanto en inglés como en español, vengo repitiendo la lectura sin poder pasar más allá de ciertos capítulos.

Shams: Para que puedas tener una aplicación adecuada de la práctica es fundamental conocer completo Vedanta, por lo que recomendamos terminar un curso completo o leer completo varias veces uno o más libros de James Swartz.

Gaspar: Me alimento más, por así decirlo, de los videos de James en la red, aprendo cada día más y lo puedo notar. Ahora tengo métodos de práctica que me ayudan mucho a “ocupar” mi tiempo de una manera, a mi parecer, más eficiente.

Shams: Los videos también son una fuente muy útil para recibir la exposición de Vedanta.

Gaspar: ¿Qué he aprendido? Que yo soy el que observa todo pasar. Que nada es mío por lo tanto todo lo que pueda aparentar tener, como mi cuerpo, mi trabajo, mi carro, etc., es provisto por Dios y puede cambiar en cualquier momento así que hay que contentarse y no refunfuñar.

Shams: La razón por la que “nada es tuyo” es porque tú, el ser, eres independiente de todos los objetos. Eso quiere decir que, aunque todo el universo desapareciera, tú sigues existiendo, porque tú estás más allá de todos los objetos. Tú no eres un objeto. También es verdad que, al mismo tiempo, todo es tuyo, porque todo depende de ti. Por eso, si tú, que eres la Conciencia, no existieras, nada existiría.

Es cierto que Isvara (el Creador) es el responsable de todo lo que sucede en la Creación, por lo que la Conciencia (que es tu verdadera identidad) es libre de todo aquello.

Por otro lado, está Gaspar que es un cuerpo y una mente con una historia particular, la cual sucede frente a ti. Tú eres libre de esa historia y de esa persona. Pero, mientras la ignorancia (avidya) siga existiendo en la mente de esa persona, tú seguirás creyendo que eres Gaspar y, por lo tanto, seguirás sintiendo sufrimiento existencial, por la creencia de que eres limitado y finito, y que necesitas de objetos para sentirte completo.

Gaspar: También entiendo que la mente es el instrumento más importante y que me pertenece. Por lo tanto, puedo escoger lo que deseo pensar.

Shams: No es así.

La mente, y particularmente el intelecto, es el instrumento más sutil a tu disposición y también es la parte donde la ignorancia ha oscurecido tu interpretación de la realidad. La mente cree que es consciente por sí misma, pero la realidad es que la mente solo es un objeto que refleja la luz de la Conciencia, que eres tú.

No puedes elegir qué pensar, porque todos los pensamientos son objetos, y todos los objetos son controlados por Isvara (el Creador), no por ti. De hecho, ni siquiera puedes saber cuál será tu próximo pensamiento. Lo que sí puedes hacer es desarrollar la actitud apropiada con respecto a la vida y a tus emociones y pensamientos. Esto es desarrollar una actitud de karma yoga.

Gaspar: Entiendo que hay un pensamiento o tipo de pensamiento que no genera Karma y es el pensamiento “¿quién soy?”

Shams: Esto es totalmente incorrecto.

En Vedanta tradicional no invitamos a indagar preguntando “¿quién soy yo?” Se trata de una práctica que sugieren otros maestros; no es una práctica de Vedanta. La consideramos una práctica equivocada porque la mente nunca sabrá la respuesta por sí misma.

Vedanta no te invita a preguntarte quién eres. Vedanta te dice directamente quién eres. Por eso, la enseñanza te da el pensamiento correcto y te sugiere que lo apliques en la mente. El pensamiento correcto es “yo soy la Conciencia”. Para que esta práctica rinda resultado, son necesarias dos cosas:

  1. Tener una mente pura con las cualificaciones de Vedanta. Para lo cual, es necesario haber realizado una práctica (sadhana) consistente para la purificación de la mente.
  2. Comprender a qué nos referimos con que tú eres la Conciencia. Por lo tanto, es un requisito indispensable conocer Vedanta completo y a profundidad, antes de aplicar este pensamiento.

Por eso es que esta práctica solo es útil en una fase avanzada de Vedanta. Cuando no has terminado de recibir la enseñanza completa y no la has reflexionado y digerido, con una mente cualificada y pura, es más útil enfocarte en otras prácticas, sobre todo en karma yoga., mientras sigues exponiendo la mente a Vedanta.

Gaspar: También debo recordar que siempre soy el mismo…

Shams: Recordar “yo soy la Conciencia” o “yo soy el sí mismo” es una buena práctica, pero solo funciona después de haber practicado karma yoga, meditación y yoga de los gunas durante mucho tiempo, para conocer muy bien toda la enseñanza de Vedanta y entender qué quieren decir esas ideas.

Gaspar: o que soy la misma persona que observaba mi cuerpo siendo niño.

Shams: No, porque tú no eres una persona. El que observaba a Gaspar de niño y ahora de adulto era el Testigo, la Conciencia. Tú también estabas ahí cuando Gaspar no había nacido, y seguirás estando después de que Gaspar deje de existir, porque eres Conciencia ilimitada, eterna y ordinaria. No una persona ni un objeto de ningún tipo.

Gaspar: Entiendo que la mente constantemente está proveyéndome de opciones, de ideas o visiones e historias de acuerdo con mis vasanas y que frente a ello puedo escoger qué pensar, que no tengo que aceptar todo lo que se me pone en “frente” en mi mente.

Shams: Todas tus emociones, ideas y deseos son parte de un condicionamiento inconsciente creado por Isvara, surgidos de lo que llamamos vasanas, ubicados en el cuerpo causal (ver el diagrama de la derecha en esta página web). En realidad todas las personas son movidas como títeres por sus vasanas.

No puedes escoger qué pensar, pero sí puedes desarrollar la actitud correcta y pensar pensamientos correctos. Esto quiere decir que la persona puede elegir no obedecer ciegamente a sus reacciones, a sus deseos y a sus temores. La persona que sigue karma yoga acepta todos los sucesos de su vida como enviados por Isvara y realiza todas sus acciones entregándolas a Isvara, sin preocuparse por los resultados, siempre que las acciones estén en línea con el Dharma.

Gaspar: ¿Qué deseo? Ser absoluta y totalmente libre.

Shams: Vedanta no te puede hacer libre. Vedanta te enseña que ya eras libre.

Pensamos que no somos libres solo por un error en la comprensión. Vedanta corrige ese error en la comprensión, por medio de la eliminación sistemática de la ignorancia sobre tu verdadera identidad y sobre tu relación con Dios y con el individuo.

Gaspar: ¿Y qué hago hoy para obtener esa libertad? Intentar hacer lo posible por practicar todo el día alguna variación del pensamiento “¿quién soy?”

Shams: No. Esto es incorrecto y no es una práctica indicada por Vedanta en ninguna fase.

Lo que se recomienda hacer, en orden, es:

  1. Comprender el panorama completo de Vedanta al 100%.
  2. Desarrollar las cualificaciones para poder aplicar el conocimiento, mientras se sigue exponiendo la mente a Vedanta.
  3. Aplicar el conocimiento (indagación) en la mente. Esta es la última parte y no tiene ningún sentido practicarla sin haber seguido los dos pasos anteriores.

Te sugiero enfocarte en el primer paso, conocer Vedanta al 100%, para lo cual están los libros de James Swartz y los cursos gratuitos en Shining World y findelsueño. Como apoyo y profundización, están los videos, los audios y, desde luego, los satsang presenciales. Pero la forma de inicial de conocer completo Vedanta es por medio de los libros y los cursos.

Desde ahora puedes también realizar prácticas (aunque lo más importante va a seguir siendo el estudio de la enseñanza completa). Te sugiero sobre todo comprender bien la actitud de karma yoga y comenzar a aplicarla de manera atenta en todas las acciones. Como te compartí en la parte de arriba, hay otras prácticas que se pueden adaptar en la rutina diaria, conforme a la fase de la indagación en que te encuentres.

Gaspar: Intento hacer lo posible por practicar todo el dia Karma Yoga y hacer esfuerzos racionales por entender esta práctica a su perfección.

Shams: Bien. Lo mejor es estudiar la enseñanza con paciencia y compasión hacia tu persona, sin forzarte nunca. La mente ha vivido bajo la ignorancia durante muchos años y hay miles de vasanas que la siguen atando, por lo que lo más natural es la ignorancia. Es recomendable ser gentil con uno mismo mientra se continúa con el estudio de Vedanta.

Gaspar: Hago esfuerzos racionales por entender que ningún objeto podrá proveerme la libertad.

Shams: En Vedanta no sugerimos el esfuerzo excesivo. A todos los humanos nos cuesta entender que el gozo no está en los objetos, porque todos hemos nacido bajo la ignorancia. Es conveniente aceptar que los vasanas suelen estar muy arraigados en nosotros.

Poco a poco, mientras sigues estudiando Vedanta, negando la noción de ser un hacedor de acciones (gracias a karma yoga) y llevando una vida sáttvica, podrás ir viendo con mayor claridad que el verdadero gozo proviene de ti mismo, no de la persona ni de los objetos.

(Visited 38 times, 1 visits today)