¿Qué prácticas tengo que hacer para iluminarme?

Gaspar: Veo ávidamente los videos de James en Internet, comprendo pero no llego a adaptar una forma práctica durante mis actividades diarias. ¿Existe algún curso que sirva para esto? Quizá una especie de retiro, algo que me permita, en una semana, acceder a un método diario de práctica. Me doy cuenta de que requiero un orden. Necesito un maestro o maestra, no alguien de cuyo cuello me vaya a colgar, sino alguien con la maestría para guiarme paso a paso. ¿Qué me puedes decir al respecto?

Shams: A continuación te comparto una breve exposición de lo que me solicitas a manera de preguntas y respuestas:

¿Hay algún curso o retiro que sirva para desarrollar un método de práctica?

El enfoque no es exclusivo en la práctica, sino que la base es la comprensión, por lo que en general las exposiciones sobre la sadhana se hacen como parte de la exposición global de las enseñanzas.

Vedanta tradicional es expuesto casi únicamente por parte de los swamis formados de manera excelente por Swami Dayananda, como Swami Paramarthananda, así como los pertenecientes a la escuela de Swami Chinmayananda, y James Swartz, discípulo de este último.

Una gran parte de la enseñanza de Vedanta tradicional se enfoca en la exposición de karma yoga y otras prácticas para la purificación de la mente y el desarrollo de las cualificaciones de la mente (devoción, meditación y yoga de los gunas). Sin embargo, hasta donde yo sé y específicamente en el caso de James Swartz, no se ofrecen cursos o retiros por separado de ninguna de estas prácticas o yogas, aunque durante la exposición se comparten ejemplos y se pueden efectuar meditaciones guiadas.

 

¿Qué puedo hacer para integrar de manera adecuada la práctica en mi día a día?

No hay una sola serie de prácticas o método general. Todo depende de la fase de la aplicación de Vedanta en la que te encuentres. Visto desde la perspectiva de la práctica, estas son las fases generales de la aplicación de Vedanta:

1. Introducción a Vedanta. En el contexto de Vedanta es necesario haber recibido la exposición completa, para tener el panorama total de la enseñanza. Es necesario comprender que las prácticas son solo acciones temporales que no tienen otra finalidad que colaborar en la purificación de la mente, para que la aplicación adecuada de Vedanta sea posible. Mientras se recibe esta exposición introductoria de Vedanta, se requiere desarrollar una mente clara, para lo cual es útil y recomendable comenzar con la práctica básica de:

  • Respeto del dharma y desarrollo de la devoción: Vivir una vida ética y dedicar las acciones a Isvara.
  • Upasana yoga: Se refiere a la práctica de meditación, un ejercicio fundamental para el desarrollo y mantenimiento de una mente clara, la cual se llevará a cabo de manera transversal en todas las fases de la sadhana.

2. Desarrollar las cualificaciones de la mente con karma yoga, devoción y gestión de los gunas. Una vez que se ha escuchado/leído la exposición de Vedanta y que se comprende el sentido de la práctica, el buscador puede hacer un autoanálisis y pedir retroalimentación para reconocer cuáles son las cualificaciones que le hace falta desarrollar, y entender la forma en que adaptará su práctica. La base de toda práctica recomendada en Vedanta es jnana yoga, la aplicación del conocimiento o indagación. Sin embargo, antes de estar lista para jnana yoga, es necesario desarrollar las cualificaciones, por medio de prácticas específicas. La mente, desde luego, debe seguir expuesta de manera consistente a las enseñanzas de Vedanta.

  • Karma yoga: Es la realización de la acción correcta con la actitud correcta. La acción correcta es proceder de acuerdo con el dharma. La actitud correcta es la dedicación de todas las acciones a Isvara y la recepción de todos los resultados con gratitud, como un regalo de Isvara. La finalidad es destruir la noción de que eres un hacedor de acciones y el apego por las inclinaciones y aversiones, en tu día a día. Karma yoga no se realiza en un momento particular, sino que es una actitud que mantenemos hacia la acción en todos los momentos de nuestra vida.
  • Devoción. Junto con karma yoga, otra práctica necesaria es la devoción (bhakti). En realidad no es una práctica en sí misma, porque tanto karma como jnana son devoción. Sin embargo, se puede comprender como una actitud en el indagador y como la realización de rituales devocionales. El indagador puede elegir aquí los rituales sattvicos y los símbolos del Ser que resuenen con su corazón y llevarlos a la práctica en diversos momentos del día. Por ejemplo, al comenzar la jornada o antes de irse a dormir, así como al ingerir alimentos o en cualquier otro momento se pueden realizar oraciones, postraciones u ofrendas a Isvara. En bhakti yoga lo más importante sigue siendo el conocimiento, la comprensión clara de qué es Isvara, y cuál es Su relación con el individuo y con la Conciencia. El objetivo de esta práctica es también negar la noción de ser un hacedor de acciones (como se mencionó, karma yoga no es otra cosa que bhakti) y purificar los vasanas emocionales.
  • Gestión de los gunas. Triguna vibhava yoga es el análisis y la adaptación de las acciones diarias del individuo, a partir de los gunas. Las acciones sobre las que se reflexiona van desde la alimentación, el ejercicio y el trabajo, hasta las relaciones personales y el lugar donde habitamos. El objetivo es continuar con la purificación de la mente, a través de la elección de ambientes y acciones sáttvicos, y la renuncia o minimización de ambientes y hábitos rajásicos y tamásicos. Una práctica altamente sáttvica, en este sentido, es la meditación, la cual también facilita en gran medida la indagación. Triguna vibhava yoga requiere de la comprensión global de la enseñanza de Vedanta, además de haber desarrollado el desapego gracias a karma yoga y a la devoción.

3. Aplicar el conocimiento en una mente cualificada.  Jnana yoga es la práctica más purificadora de la mente y solo puede ser aplicada cuando se han desarrollado las cualificaciones básicas. Se trata de comprender la enseñanza y de aplicar el Conocimiento del Ser hasta que la ignorancia sea elminiada. Aplicación de prakriyas. Solo una vez que la mente es lo suficientemente sáttvica se puede aplicar de forma eficaz la discriminación por medio de prakriyas, que son modos de análisis dentro de jnana yoga. Algunos de los prakriyas más usuales son: separación entre el Testigo y el objeto, y el  pensar el pensamiento contrario a un pensamiento negativo. Esta práctica sirve para continuar con la eliminación de vasanas generados por la ignorancia.

4. Asimilar el conocimiento. Nididhyasana es el reconocer tu verdadera identidad y aplicar ese conocimiento, como parte de jnana yoga, en la mente de forma activa: yo soy la Conciencia. Este conocimiento se aplica en la vida y uno se ve a sí mismo como la Conciencia. Esta práctica solo puede realizarse cuando la mente no se encuentra agitada por rajas y tamas, con vasanas aprisionadores. Por lo tanto, cuando se presentan dificultades, uno debe volver a los pasos anteriores para continuar desarrollando las cualificaciones.

5. Actualización de la mente en el Sí Mismo. El último paso es la actualización en el Sí Mismo. Una vez que uno conoce su verdadera identidad, puede discriminar con total claridad entre Ser y el jiva, y nunca los vuelve a confundir. La discriminación continúa de manera automática en todos los campos de la vida, donde se van eliminando los vestigios de la ignorancia.

 

Pero entonces, ¿qué puedo hacer en mi día a día?

Si aún no tienes claro que hacer en tu día a día, quiere decir que es necesario volver a la primera fase, hasta conocer Vedanta de cabo a rabo.

El mapa de las fases de sadhana que te he compartido solo es de utilidad una vez que se ha comprendido Vedanta de manera global y, por lo tanto, se ha recibido una exposición completa y detallada acerca de cada una de estas prácticas.

Podrás tener un acercamiento a estas enseñanzas en el Curso de Vedanta que se comparte en la parte superior de esta página web.

 

¿Necesito un maestro?

Desde el punto de vista de Vedanta, la mejor manera de encontrar el maestro que necesitas es continuar con la práctica y esperar a que este llegue a tu vida. Si tu corazón resuena con James Swartz, puedes tomarlo a él como un símbolo de la maestría que estás buscando. Su exposición de Vedanta es la exposición de un maestro.

Si piensas que requieres un maestro más cercano, quien pueda orientarte de manera pormenorizada a lo largo del proceso de desarrollo de las cualificaciones, esto también es legítimo, y la recomendación es la misma: esperar con confianza mientras sigues estudiando Vedanta. Eso sí, todos los maestros y expositores deben ser sometidos a discriminación atenta, aun cuando confíes en ellos. Nuestro punto de referencia siempre debe ser el conocimiento, no las personas ni los discursos. Las personas cambian, dicen una cosa, piensan otra y hacen otra. Pero la Verdad no cambia, y es una sola.