Sobre la reencarnación

Pregunta: ¿Hay reencarnación?

Respuesta: No podemos saber a ciencia cierta si hay reencarnación. Realmente no lo sabemos.

Lo único que podemos saber con toda certeza es que la Conciencia, quien tú eres en realidad, no nace ni muere jamás. Por lo tanto, el tema de la reencarnación es irrelevante para Vedanta. De todas formas, en algunos textos se expone el tema de la reencarnación, como parte de la descripción del mundo, con el objetivo de que el buscador aprenda a descartarlo como un objeto no real. Lo único real eres tú, la Conciencia, que siempre está presente.

Pregunta: ¿Qué dice Vedanta sobre la muerte y la reencarnación?

Respuesta: En varios textos se dicen diferentes cosas sobre la muerte y la reencarnación.

En resumen, sobre la muerte se dice lo siguiente:

Al morir, el cuerpo denso se descompone y el cuerpo sutil se disuelve en el cuerpo causal. El cuerpo causal se mantiene igual, pues es donde se conserva el karma y los vasanas y samskaras (que, generalizando, podemos llamar las tendencias que se han acumulado a lo largo de la vida actual y las pasadas).

Cuando dormimos en sueño profundo, el cuerpo sutil se disuelve en el cuerpo causal. Así mismo, a la hora de la muerte el cuerpo sutil vuelve al cuerpo causal. La muerte es como el sueño profundo.

Sobre la reencarnación se dice lo siguiente:

Los vasanas son las pautas de acción (karma) y el impulso acumulado para realizarlo. Cuando se agotan los vasanas destinados para la vida de la persona, entonces el cuerpo muere.

El conjunto de vasanas que se acumulan para ser manifestados en una vida se llama “Prarabdha”.

Los vasanas y samskaras (las tendencias) se manifiestan por medio de la acción, hasta que se agotan.

En cada vida se generan vasanas y samskaras, por medio de la acción (karma), los cuales van a reunirse en el Prarabdha, junto con viejos vasanas. Todo esto será el “impulso” de acción (karma) para manifestarse en una nueva vida.

Al morir, el conjunto de vasanas (Prarabdha) permanece en el cuerpo causal. Entonces Isvara crea un nuevo cuerpo para que este Prarabdha se manifieste. Así ocurre una nueva reencarnación.

Pregunta: Después de la reencarnación, ¿el cuerpo sutil (mente, ego, emociones y pensamientos) sigue igual o se resetea, por así decirlo? ¿Sigue con las mismas tendencias y pensamientos o cambia?

Respuesta: Según se cree, en la muerte el cuerpo sutil se disuelve en el cuerpo causal y, en la nueva reencarnación, el Prarabdha se manifiesta en un nuevo cuerpo sutil y un nuevo cuerpo denso. Por lo tanto, los cuerpos sutil y el denso son nuevos.

Las tendencias son los karmas y vasanas que están en el cuerpo causal. Por lo tanto, pueden ser las mismas o cambiar, depende de si se agotaron en la vida previa o si se crearon nuevas tendencias.

Por otro lado, los pensamientos están en el cuerpo sutil, por lo tanto estos desaparecen junto con el cuerpo sutil.

Pregunta: ¿Qué pasa con el cuerpo causal, los vasanas y samskaras? ¿Continúan o se resetean?

Respuesta: El cuerpo causal (incluido karma, vasanas y samskaras) es lo que continúa.

No hay continuidad en la persona como cuerpo denso. Probablemente tampoco hay continuidad del cuerpo sutil (intelecto, emociones, deseos).

Pregunta: ¿Si el que fallece es hombre puede reencarnar en mujer? ¿O reencarna como hombre nuevamente?

Respuesta: Debido a que lo que reencarna son los vasanas, estos pueden reencarnar en un sexo distinto. Incluso, de acuerdo con la tradición de los Vedas, se puede reencarnar en todo tipo de seres vivos, de acuerdo con las tendencias acumuladas por las acciones en vidas pasadas.

***

Después de esta exposición breve acerca de la idea de reencarnación, me gustaría poner énfasis sobre el hecho de que esta no es una enseñanza que interese a Vedanta. A veces es tomada en cuenta, con el objetivo de aplacar a la mente, dado que la ignorancia hace creer que la muerte y la vida son reales. Debido a que está identificada con el cuerpo, se preocupa por su destino en el mundo ilusorio. Por tanto, quiere saber los pormenores acerca de la ecología cósmica de las reencarnaciones. A la luz del conocimiento del Ser, esto es un despropósito. Sin embargo, los textos demuestran su compasión apelando a los detalles.

Como indica Swami Paramarthananda: “Aun cuando los Upanishads hablan sobre la ‘creación’ en muchos sitios, la descripción de la creación nunca es consistente. Así es, hay inconsistencias con respecto a la narración de cómo ocurrió la creación. El solo hecho de que haya inconsistencias revela que la creación no es un hecho. El punto importante que debemos comprender es la gloria de Brahman”.

Algo idéntico sucede en el caso del nacimiento, la muerte y el renacimiento. Se trata de elementos que se describen como parte del sistema global de Vedanta, pero la función de esta explicación es siempre apuntar hacia la totalidad de la que dependen por completo. Una vez que el conocimiento es firme, la preocupación acerca del futuro del cuerpo deja de ser una prioridad y se convierte en un interés secundario sobre un objeto (la mente y el cuerpo) que aparece en mí y que eventualmente desaparecerá. El objeto podrá o no volver a aparecer, sin que esto me afecte en lo más mínimo.

(Visited 12 times, 1 visits today)