Reglas para los expositores de Vedanta

Nota: El presente texto fue publicado por James Swartz (Ram) en su página web en mayo de 2018 (ver aquí). He decido compartir la traducción aquí, debido a que el mensaje incluido en ella me parece sumamente relevante para la labor que se realiza en Findelsueno.com. No es exageración decir que el texto de mi maestro es una enseñanza que expresa uno de los Dharmas más importantes relacionados con la exposición de Advaita Vedanta.
Shams Martínez

 

ShiningWorld se ha convertido en una voz con éxito dentro de Vedanta, debido a que difunde una herramienta poderosa para transformar la vida humana en armonía con la Verdad. Apreciamos el hecho de que, entre aquellos que recibieron esta preciosa enseñanza, existe la necesidad de comunicar y brindar su apoyo a otras personas, bajo la condición de que no mezclen Vedanta con otras enseñanzas, sin importar que se trate de cristianismo, budismo, neo-advaita, yoga, etc. También pedimos que no se moneticen las enseñanzas, aunque aprobamos que algunos gastos, asociados con la difusión de las enseñanzas, sean sufragados bajo el concepto de “donaciones”.

Las donaciones caen bajo la categoría de visesa dharma, ética situacional. Son adharmicas o dharmicas, según el estado mental del donante y del receptor. Solo uno sabe si lo que da es condicional o incondicional, y solo uno sabes si el regalo recibido se usa para el propósito previsto. Así que esto puede motivar ciertos problemas o confusiones. Las reglas para la caridad se discuten en el capítulo 17 del Bhagavad Gita. No es malo que un maestro que ha expuesto la enseñanza de manera adecuada reciba una donación como apoyo, aunque la inseguridad financiera a menudo sirve para poner a prueba de la integridad de un maestro, como sucede con otros factores, como el deseo de reconocimiento, de poder, etc. Por lo tanto, aquellos individuos a quienes apoyamos deben tener muy claro cuáles son sus motivaciones para la enseñanza.

Como uno de los principales protectores del linaje de la sampradaya de Vedanta, es mi deber, junto con mi esposa, Sundari, el de evitar aun incluso la apariencia de algo impropio, por lo que esperamos que las personas que la representan se adhieran al espíritu y al contenido de las reglas. Al mismo tiempo, no podemos monitorear el comportamiento de los expositores a los que apoyamos… Mas debe quedar claro que Vedanta nunca ha de considerarse una carrera. Es un sacrificio. La enseñanza de mi guru, Swami Chinmayananda, se llamaba “el sacrificio del conocimiento”, Gita gyana yagna.

Aparte de la enseñanza en sí, ShiningWorld tiene éxito porque no hemos monetizado la enseñanza. Ocasionalmente he solicitado donaciones para un proyecto de publicación en particular, pero nunca por motivos de lucro personal, pues tengo una pequeña herencia y amigos que contribuyen a nuestros gastos de subsistencia. Con las donaciones recibidas por las enseñanzas, financiamos el sitio web, los libros, los videos y nuestros gastos de viaje. Los libros y videos, que implican trabajo y gastos considerables, prácticamente no generan ganancias. Sin embargo, continuamos haciéndolo porque el propósito de ShiningWorld es difundir Vedanta. ShiningWorld no es un negocio, aunque se pagan impuestos sobre las donaciones y la venta de libros y videos.

Hemos sido extremadamente generosos con los jóvenes que respaldamos a lo largo de los años y ellos se han beneficiado de su asociación con ShiningWorld. Los hemos ayudado a establecerse como expositores de Vedanta y sabemos que hay personas que se benefician de su enseñanza y que pueden apoyarlos. Si lo consideran conveniente, animamos a cualquier persona que se haya beneficiado de sus enseñanzas a seguir haciéndolo.

Seguiremos animando y ayudando a las personas que quieran enseñar, que hayan asimilado las enseñanzas y que tengan la actitud correcta, pero no promoveremos a nadie que no tenga un medio de apoyo independiente y no se adhiera estrictamente al espíritu de la enseñanza. Es muy difícil enseñar Vedanta en Occidente porque el materialismo ha infectado a todas las instituciones de la sociedad. La gente a menudo nos dice que somos tontos por enseñar solo con base en las donaciones. Pero esta es una enseñanza sagrada y no soportamos verla contaminada incluso por la más mínima apariencia de mundanidad.

Con amor,
Ram y Sundari

(Visited 27 times, 2 visits today)